logotipo Phoenix Arts Europe especialistas bellas artes pinturas

Estefanía Córdoba —Volar No Tiene Esquinas—

Este otoño de 2020, con tantas indeterminaciones, queremos acercarnos a una artista que nos llena de ilusión y optimismo. Estefanía es una pintora/ilustradora que se ha reconstruido durante la primavera de confinamiento, tal y como ella nos confesó. Aprovechar épocas de flaqueza para coger fuerza, es una de las mejores lecciones de vida que nuestras amistades, y aquellos que admiramos, nos pueden dar.

Y esta es Stefy. Su pintura acuarelada se centra en el retrato femenino, poniendo especial atención en perfilados labios y mejillas de aire travieso. Estefanía nos comenta que su pintura se basa en papel, agua y pincel, aunque últimamente la mezcla con las nuevas tecnologías, su tablet y Procreate. Logra, así, dar a conocer su arte en sus redes sociales. Volar No Tiene Esquinas.

Barcelona, 1990-2020

Desde que era una niña me fijaba en la manera de comunicarse de la gente. No solo eran sus palabras aquello que me conmovía: también sus miradas, sus gestos, los secretos que escondían esos labios sellados que aguardaban, en el silencio más mágico, el momento en que se les apareciera algo ​ oalguien​—​ muy esperado.

Una imagen vale más que mil palabras,dicen, y durante muchos años, concretamente desde mi adolescencia, dediqué muchas horas muertas ​—​o quizá las más vivas​a todo tipo de imágenes, vistiéndolas con óleos, con acrílicos, con témperas, con acuarelas… A su vez, era muy lectora de cómics y de novelas fantásticas; también, escribía reflexiones y curioseaba la vida.

Por otro lado, me llamaba mucho la atención contemplar cómo la idea de belleza femenina había bailado al son de las épocas históricas hasta llegar a nuestros días: pieles multicolores bañadas de constelaciones pecosas, melenas interminables de múltiples tonalidades, ojos expresivos y provocadores, y, finalmente, esos labios silenciosos con tanta, tanta historia. Hasta que llegó el día de decidir qué hacer con mi vida:

– ¿Pero cómo te vas a ganar la vida pintando?

Los padres siempre quieren lo mejor para sus hijas e hijos, y así fue como cambié la frase anterior por ​Una palabra vale más que mil imágenes,puesto que opté por el camino de la Filología, así seguía con mi idea de expresar y comunicar algo. Aun así, en mi estudio, seguía dibujando aquellas expresiones místicas que enfrascaban la magia de una persona imaginaria, desconocida, y los colores de mis pensamientos. Con el tiempo, me decidí por las acuarelas y la tinta, y por ilustraciones mayoritariamente femeninas, así que fui creando musas que se quedaban en mi habitación esperando a ser vistas.

Y así he llegado a un 2020 teñido de confinamiento, entre clases de lengua y literatura, acompasadas con algun retrato silencioso.

– ¿Por qué no enseñas lo que haces?

Cierto es que, cuando te dicen algo repetidamente empiezas a darle vueltas, pero si te lo dicen personas diferentes, en diferentes momentos de tu vida, ya sospechas que quizá tienen razón.

Y así es como llego hasta aquí, después de tanto, volviendo a imágenes que valen más que mil palabras, creando un vínculo mágico a través de algo que expresa lo que tu interior quiere ver.

Te invito a conocer mis espejos, a volar sin esquinas